Mostrando entradas con la etiqueta asteroide. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta asteroide. Mostrar todas las entradas

domingo, 22 de abril de 2012

Fuerte explosión sobre Sierra Nevada sería de un meteoro

Los astrónomos afirman que una gran explosion que se sintió en una gran área de Nevada y California durante la mañana del domingo fue probablemente debido a un meteoro.

Arriba: Supuesto audio de la explosión ocurrida esta mañana (el sonido está en repetición constante). YouTube (IDNMitigationAPIs).

La fuerte explosión alrededor de las 8 de la mañana provocó una gran cantida de llamados a las autoridades policiales a ambos lados de Sierra Nevada en los dos estados.

La onda expansiva rompió vidrios e hizo vibrar a casas desde Reno a Winnemucca en Nevada, y desde Sacramento a Bakersfield en California.

Algunos testigos informan haber visto una bola de fuego cruzando el cielo antes del evento.

Dan Ruby, del Planetario Fleischmann en la Universidad de Nevada, en Reno, informó que los reportes indican que el meteoro se rompió en la atmósfera, en algún lugar sobre Sierra Nevada, al suroeste de Reno.

No se reportaron temblores.

Más información:
Artículo en NWDailyNews.com

Fuente: NWDailyNews.com.

Bookmark and Share
Deja tu comentario

martes, 10 de abril de 2012

Caída de bola de fuego en Texas filmada en pleno día

Una gran bola de fuego atravesó el cielo de Texas en pleno día de la semana pasada, para la sorpresa de miles que fueron testigos.



Arriba: Informe del avistamiento. Crédito: WOAI San Antonio News, Texas. De acuerdo a la NASA,

30 años de observaciones muestran que hay una cantidad mayor de bolas de fuego (meteoros muy brillantes) durante la primavera (boreal) en comparación a otras épocas del año. "Hay dos picos: uno cerca de febrero y el otro hacia finales de marzo y comienzos de abril," dijo Bill Cooke, jefe de la Oficina de Medioambiente de Meteoroides, perteneciente a la NASA. "Y esto sigue siendo un misterio."

El suceso de Texas fue lo suficientemente brillante como para corresponder a una roca espacial de casi un metro de diámetro, dijo Cook a Life's Little Mysteries. Pero nadie sabe por qué los meteoros de primavera son entre 10 a 30 porciento más comúnes. "Les puedo decir que muchas de las bolas de fuego brillantes y lentas parecen provenir de la dirección opuesta al Sol, pero no tienen mucho más en común," dijo. "Se ven muchos meteoros más ordinarios en el otoño, pero la primavera parece tener los grandes de movimiento lento - los que son realmente impresionantes."

Para abordar el misterio, Cooke y sus colegas de la NASA han creado una red de "cámaras inteligentes de meteoros" en los Estados Unidos que pueden usarse para triangular las trayectorias de meteoros, logrando ubicar sus posiciones dentro de un área de una cancha de fútbol americano mientras entran en la atmósfera. Esto ha permitido a los científicos mapear los orígenes de las rocas espaciales cayendo en diferentes partes del cielo. Los cerca de 1.800 meteoros grabados por la red de cámaras hasta ahora indican que las bolas de fuego de la primavera probablemente se originan a partir de asteroides, mientras que las caídas de meteoros se originan a partir de cometas.

"Las órbitas [de las bolas de fuego] indican que provienen del cinturón principal de asteroides. Muchos de los pequeños meteoros en otoño provienen de cometas, que están formados por fragmentos de hielo y polvo, y no duran lo suficiente en la atmósfera. Esos generalmente no son lo suficientemente grandes como para formar bolas de fuego."

Una vez que se recojan suficientes datos, los científicos esperan que surga un patrón que revelará la razón de la temporada de bolas de fuego de primavera, o el hecho de que la Tierra parecen encontrar más material de asteroides en la primavera. "Parece que gran parte del material allí afuera en el cinturón de asteroide se está acumulando más en la primavera que en otras épocas del año,", afirmó Cooke.

Otra posibilidad que esperan es que la precisión de la red pueda mejorar al punto de que la trayectoria de la bola de fuego pueda ser calculada con la precisión suficiente como para ubicar y recoger un meteorito en el suelo, después de haber caído. Eso le permitiría a los científicos estudiar de qué está formado el objeto y rastrear el origen del asteroide del cual proviene.

Más información:

Artículo en The Huffington Post

Fuente: The Huffington Post.

Bookmark and Share
Deja tu comentario

miércoles, 9 de noviembre de 2011

El paso del asteroide 2005 YU55

Anoche, 8 de noviembre a las 23:28 UTC, se produjo el máximo acercamiento del asteroide 2005 YU55.

La NASA produjo un video que muestra la rotación del asteroide y fue obtenido a partir de 6 fotogramas el día 7 de noviembre cuando el asteroide se encontraba a 1,38 millones de kilómetros:

Crédito: NASA/JPL-Caltech.

Más información:
Artículo en el sitio de la NASA

Fuente: NASA.

Bookmark and Share
Deja tu comentario

martes, 8 de noviembre de 2011

La NASA obtiene nuevas imágenes del asteroide 2005 YU55

La antena de la Red de Espacio Profundo de la NASA en Goldstone, California, ha obtenido nuevas imágenes radar del asteroide 2005 YU55 pasando cerca de la Tierra.

Crédito: NASA/JPL-Caltech.

El asteroide pasará a una distancia menor a la que separa a la Tierra de la Luna en el día de hoy.

La imagen fue obtenida el 7 de noviembre a las 11:45 PST (14:45 en Argentina), cuando el asteroide estaba a aproximadamente 1,38 millones de kilómetros de la Tierra.

El rastreo de este asteroide de 400 metros de diámetro comenzó a las 09:30 PDT del 4 de noviemrbe, con la antena de 70 metros de diámetro y duró cerca de dos horas, con cuatro horas adicionales de rastreo planeadas para cada día desde el 6 al 10 de noviembre.

Las observaciones del radiotelescopio de Arecibo en Puerto Rico comenzarán el 8 de noviembre cuando el asteroide tenga su máximo acercamiento, a las 15:28 PST (18:28 en Argentina).

Se conoce bien la trayectoria de 2005 YU55. En su máximo acercamiento no estará a menos de 324.600 kilómetros, respecto al centro de la Tierra, o cerca de 0,85 veces la distancia Tierra-Luna.

No será visible a simple vista, ya que su magnitud será de 11, mientras que a simple vista por lo general podemos ver hasta magnitud 5.

Más información:
Artículo en el sitio de la NASA

Fuente: NASA.

Bookmark and Share
Deja tu comentario

viernes, 27 de mayo de 2011

La NASA aprueba la misión OSIRIS-REx que será lanzada hacia un asteroide en 2016

La NASA lanzará una nave espacial hacia un asteroide en 2016 y usará un brazo robótico para recoger muestras que podrían explicar mejor la formación del Sistema Solar y el inicio de la vida. La misión, denominada Origins-Spectral Interpretation-Resource Identification-Security-Regolith Explorer (Explorador Orígenes-Espectral de Identificación-Seguridad-Regolito), OSIRIS-REx, será la primera misión de Estados Unidos para recoger muestras de un asteroide y enviarlas a la Tierra.

Izquierda: Representación artística de la nave OSIRIS-REx. Crédito: NASA/Goddard/Universidad de Arizona.

"Este es un paso crítico en aunar los objetivos delineados por el Presidente Obama para extender nuestro alcance más allá de la órbita baja de la Tierra y explorar en la profundidad del espacio," dijo el Administrador de la NASA, Charlie Bolden. "Son las misiones robóticas como estas que abrirán el camino para futuras misiones humanas a un asteroide y otros destinos del espacio profundo."

La NASA seleccionó a OSIRIS-REx después de analizar tres conceptos de estudio para nuevas misiones científicas, la cuales también incluían una misión de recolección de muestras del lado oculto de la Luna y una misión a la superficie de Venus.

Los asteroides son remanentes formados de la nube de gas y polvo -la nebulosa solar- que colapsó para formar nuestro Sol y los planetas hace unos 4,5 mil millones de años. De esta manera, contienen los materiales originales de la nebulosa solar, que nos puede decir sobre las condiciones del nacimiento de nuestro Sistema Solar.

Después de viajar por años, OSIRIS-REx se acercará al primitivo asteroide cercano a la Tierra denominado 1999 RQ36 en 2020. Una vez dentro del rango de los 5 kilómetros del asteroide, la nave comenzará un mapeo superficial completo de seis meses.

El equipo científico eligirá entonces una ubicación desde donde el brazo robótico de la nave espacial tomará una muestra. La nave gradualmente se moverá para acercarse al sitio y el brazo se extenderá para recoger más de 59 cm3 de material para enviar a la Tierra en 2023. La misión, incluyendo el vehículo de lanzamiento, costará aproximadamente 800 millones de dólares.

La muestra será almacenada en una cápsula que aterrizará en el Predio de Pruebas y Entrenamiento de Utah en 2023. El diseño de la cápsula será similar al usado por la nave Stardust de la NASA, que envió las primeras partículas cometarias, del cometa Wild 2 en 2006. La cápsula de muestras de OSIRIS-REx será llevada al Centro Espacial Kennedy en Houston.

El material será removido y entregado a un edificio de investigación especial siguiendo el estricto protocolo de protección planetaria.

RQ36 tiene aproximadamente 580 metros de diámetro o casi el tamaño de cinco campos de fútbol. El asteroide, poco alterado con el tiempo, es probable que represente una parte de la infancia de nuestro Sistema Solar.

Es probable que el asteroide sea rico en carbono, un elemento clave en las moléculas orgánicas necesarias para la vida. Las moléculas orgánicas han sido encontradas en muestras de meteoritos y cometas, indicando que algunos de los ingredientes de la vida pueden ser creados en el espacio. Los científicos quieren ver si también están presentes en RQ36.

"Este asteroide es una cápsula del tiempo desde el nacimiento de nuestro Sistema Solar y marca el comienzo de una nueva era de la exploración planetaria," dijo Jim Green, director de la División de Ciencia Planetaria de la NASA en Washington, D.C. "El conocimiento de la misión también nos ayudará a desarrollar métodos para rastrear mejor las órbitas de los asteroides."

Crédito: NASA.

La misión medirá precisamente el "efecto Yarkovsky" por primera vez. El efecto es un pequeño empuje causado por el Sol sobre un asteroide, a medida que absorbe luz solar y la reemite como calor. El pequeño empuje se acumula con el tiempo, pero no es parejo debido a la forma del asteroide, la órbita, la composición superficial y rotación. Para que los científicos puedan predecir la trayectoria de un asteroide que se acerca a la Tierra, deben comprender cómo este efecto cambiará su órbita.

OSIRIS-REx ayudará a refinar el conocimiento de la órbita de RQ36 para acertar su trayectoria y planear futuras estrategias para mitigar impactos posibles de asteroides en la Tierra.

Michael Drake de la Universidad de Arizona en Tucson es el principal investigador de la misión. El Centro de Vuelos Espaciales Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland, proporcionará la dirección general de la misión, la ingeniería de sistemas y la seguridad de la misión. Lockheed Martin Space Systems en Denver, Colorado, construirá la nave espacial. La carga de OSIRIS-REx incluye instrumentos de la Universidad de Arizona, Goddard, la Universidad del Estado de Arizona en Tempe y la Agencia Espacial Canadiense.

El Centro de Investigaciones Ames de la NASA en Moffett Field, California, el Centro de Investigación Langley en Hampton Virginia, y el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) en Pasadena, California, también participan. El equipo científico está formado por numerosos investigadores de universidades, agencias privadas y públicas.

Esta es la tercera misión en el Programa Nuevas Fronteras de la NASA. La primera misión, New Horizons, fue lanzada en 2006. Sobrevolará al sistema Plutón-Caronte en julio de 2015, entonces estudiará otro objeto del Cinturón de Kuiper.

La segunda misión Juno, será lanzada en agosto de 2011 para convertirse en la primera nave espacial en orbitar a Júpiter de polo a polo y estudiar la atmósfera y el interior del gigante gaseoso. El Centro de Vuelos Espaciales Marshall de la NASA en Huntsville, Alabama, dirige el Programa Nuevas Fronteras para el Directorado de Misiones Científicas de la NASA en Washington, D.C.

Más información:
Artículo en el sitio de la NASA

Fuente: NASA.

Bookmark and Share
Deja tu comentario

viernes, 15 de abril de 2011

2011 GP59, un asteroide que cambia rápidamente de brillo capturado en video

Un video de 2011 GP59, un asteroide recientemente descubierto, muestra que el objeto parece parpadear una vez cada cuatro minutos.

Arriba: Video que muestra el cambio de brillo del asteroide 2011 GP59. Crédito: Nick James.

Los astrónomos aficionados, incluyendo a Nick James de Chelmsford, Essex, Inglaterra, han capturado un video del interesante objeto. James generó el video de GP59, que está en este artículo, en la noche del 11 de abril.

El video, capturado con un telescopio de 11 pulgadas Schmidt-Cassegrain, está formado por 137 fotogramas individuales, cada uno de 30 segundos de exposición. En ese momento el asteroide estaba a aproximadamente unos 3.356.000 kilómetros de distancia.

Desde entonces la roca espacial ha sido grabada en repetidas oportunidades por la comunidad astronómica.

Lo que estamos viendo es un asteroide de forma alargada que está rotando a lo largo de su eje en la parte más chata. GP59 tiene aproximadamente unos 50 metros de longitud y se cree que su período de rotación es de siete minutos y medio, lo cual ocasiona que el brillo del objeto cambie cada cuatro minutos, aproximadamente.

2011 GP59 fue descubierto en la noche del 8/9 de abril gracias al Observatorio Astronómico de Mallorca en Andalucía, España. Su acercamiento más próximo a la Tierra ocurrirá el 15 de abril a las 19:09 UTC (16:09 en Buenos Aires) a una distancia de unos 533.000 kilómetros.

El asteroide no presenta ningún riesgo de impacto.

Más información:
Artículo en el sitio de JPL

Fuente: NASA/JPL.

Bookmark and Share
Deja tu comentario

sábado, 15 de enero de 2011

La NASA obtiene detalladas imágenes de radar del asteroide 2010 JL33

El radiotelescopio Goldstone de la NASA produjo unas imágenes detalladas de radio del asteroide cercano a la Tierra 2010 JL33.

Las 34 imágenes de radar de 2010 JL33 que forman parte del video que acompaña este artículo fueron tomadas del 11 al 12 de diciembre de 2010 cuando el asteroide se encontraba a una distancia de 8,5 millones de kilómetros de la Tierra. Las ondas de radio llegaron al asteroide y rebotaron mostrando el perfil del mismo en un viaje por el espacio que duró 56 segundos.

Crédito: NASA/JPL-Caltech.

2010 JL33 es un asteroide irregular con forma alargada de 1,8 kilómetros de diámetro y rota cada 9 horas. Si bien el radiotelescopio Goldstone es más pequeño que el de Arecibo, obtiene imágenes radar mucho más detalladas.

Más información:
Artículo en el sitio de JPL

Fuente: NASA/JPL.

Bookmark and Share
Deja tu comentario

martes, 28 de septiembre de 2010

El telescopio Pan-STARRS PS1 descubre un asteroide potencialmente peligroso

El telescopio Pan-STARRS PS1 de la Universidad de Hawái ubicado en Haleakala descubrió un asteroide que se acercará dentro de los 6,4 millones de kilómetros de la Tierra hacia mediados de octubre. El objeto tiene cerca de 45 metros de diámetro y fue descubierto en imágenes tomadas el 16 de septiembre cuando estaba a unos 32 millones de kilómetros de distancia.

Arriba: Dos imágenes de 2010 ST3 tomadas por el telescopio PS1 el 16 de septiembre con unos 15 minutos de diferencia. La imagen tiene 100 segundos de arco. Crédito: PS1SC.

Se trata del primer "objeto potencialmente peligroso" (PHO, por sus siglas en inglés) en ser descubierto por el Pan-STARRS y se le ha dado la designación de 2010 ST3.

"Aunque este objeto particular no golpeará la Tierra en el futuro inmediato, su descubrimiento muestra que Pan-STARRS ahora es el sistema más sensible dedicado a descubrir asteroides potencialmente peligrosos," dijo el Dr. Robert Jedicke, miembro de la Universidad de Hawái del Consorcio Científico PS1 (PS1SC), que está trabajando sobre los datos del asteroide provenientes del telescopio.

"Este objeto fue descubierto cuando estaba muy lejos para ser detectado por otras búsquedas de asteroides," dijo Jedicke.

La mayor parte de los PHOs más grandes ya ha sido catalogada, pero los científicos sospechan que pueden haber más objetos inferiores a un kilómetro de ancho que aún no han sido descubiertos. Éstos, podrían causar una devastación a escala regional si golpearan nuestro planeta. Ese tipo de impactos ocurren con una frecuencia de miles de años.

Objetos del tamaño de 2010 ST3 usualmente se desintegran en la atmósfera de la Tierra, pero la onda de la explosión resultante en la superficie puede aún devastar un área que cubre cientos de kilómetros cuadrados. "Hay una posibilidad muy pequeña de que ST3 golpee la Tierra en 2098, así que definitivamente vale la pena observarlo," dijo Jedicke.

El Dr. Timothy Spahr, director del Centro de Planetas Menores (MPC), dijo, "Felicito al proyecto Pan-STARRS por este descubrimiento. Es una prueba de que el telescopio PS1, con su Cámara de Gigapíxel y su sofisticado sistema computarizado para detectar objetos en movimientos, es capaz de hallar objetos potencialmente peligrosos que nadie ha hallado."

Arriba: Telescopio PS1 del proyecto Pan-STARRS. Crédito: Rob Ratkowski.

Pan-STARRS espera descubrir decenas de miles de nuevos asteroides cada año con precisión suficiente para calcular con exactitud sus órbitas alrededor del Sol. Cualquier objeto que parezca acercarse cerca de la Tierra dentro de los próximos 50 años será catalogado como "potencialmente peligroso" y será monitoreado cuidadosamente.

Los expertos de la NASA creen que, dada la advertencia con varios años de anticipación, sería posible organizar una misión espacial para desviar cualquier asteroide descubierto que tenga trayectoria de colisión con la Tierra.

Pan-STARRS también tiene metas más amplias. Se espera que PS1 y su hermano mayor, PS4, que estará en funcionamiento hacia finales de esta década, descubran un millón o más asteroides, además de objetos más distantes como estrellas variables, supernovas y explosiones misteriosas provenientes de galaxias a grandes distancias de la Tierra.

Más información:
Artículo en la página del Instituto de Astronomía de la Universidad de Hawái

Fuente: Universidad de Hawái.

Bookmark and Share
Deja tu comentario

miércoles, 8 de septiembre de 2010

Dos asteroides pasarán entre la Luna y la Tierra

Dos asteroides de varios metros de diámetro y en órbitas separadas, pasarán dentro de la distancia Tierra-Luna hoy, miércoles 8.

Arriba: Diagrama de las órbitas de los asteroides que pasarán en el día de hoy. Crédito: NASA/JPL-Caltech.

Ambos asteroides deberían ser visibes en su máximo acercamiento a la Tierra con telescopios de aficionados. Ninguno de estos objetos impactará la Tierra. De hecho, un asteroide de 10 metros de diámetro proveniende de una población aún no descubierta de cerca de 50 millones de objetos pasaría casi diariamente dentro de la distancia lunar y uno de ellos en promedio impacta la atmósfera terrestre.

El Catalina Sky Survey, cerca de Tucson, Arizona, descubrió a ambos objetos en la mañana del domingo 5 durante un monitoreo de rutina. El Centro de Planetas Menores en Cambridge, Massachussetts, primero recibió las observaciones en la mañana del domingo, determinó órbitas preliminares y concluyó que ambos objetos pasarían dentro de la distancia a la Luna en cerca de tres días desde su descubrimiento.

El asteroide cercano a la Tierra 2010 RX30 aparentemente tiene un tamaño de 10 a 20 metros y pasará dentro de 0,6 distancias lunares (248.000 kilómetros) a las 06:51 (hora de Argentina). El segundo objeto, 2010 RF12, se estima que tiene un tamaño de 6 a 14 metros y pasará a 0,2 distancias lunares (o 79.000 kilómetros) un poco más tarde, a las 18:12 (hora de Argentina).

Más información:
Artículo en Asteroide Watch (JPL)

Fuente: NASA/JPL.

Bookmark and Share
Deja tu comentario

martes, 31 de agosto de 2010

Video muestra los descubrimientos de asteroides desde 1980 hasta 2010

Una animación creada por Scott Manley muestra el número de asteroides y sus órbitas descubiertos desde 1980 hasta 2010.

Crédito: Scott Manley.

Los descubrimientos de asteroides aparecen como destellos en el video. Los de color rojo son los que cruzan la órbita de la Tierra y constituyen una amenaza de impacto. Los que están a una distancia de hasta 1,3 UA aparecen de color amarillo y el resto, más lejos, de color verde.

Nótese que la mayoría de los descubrimientos ocurren a lo largo del movimiento de la Tierra en su órbita y en dirección opuesta al Sol. En algunas oportunidades se descubrieron cúmulos de asteroides en el vector Tierra-Júpiter, cuando se estaba buscando lunas jovianas.

Hacia la mitad de la década de los '90 la cantidad de descubrimientos se incrementa gracias al uso de sistemas automatizados. A partir de 2010 se forma un patrón que corresponde al vector Tierra-Sol, debido a las contribuciones del satélite WISE.

Más información:
Artículo en el blog de la Sociedad Planetaria

Fuente: Blog de la Sociedad Planetaria.

Bookmark and Share
Deja tu comentario

martes, 27 de julio de 2010

Un asteroide podría impactar la Tierra en 2182

Un nuevo estudio sugiere que un asteroide que ha tenido una remota posibilidad de impacto en la Tierra probablemente sí impacte sobre nuestro planeta hacia 2182.

Las posibilidades de impacto del asteroide denominado 1999 RQ36 son 1 en mil, pero la mitad de ese riesgo corresponde a impactos potenciales en el año 2182, dijo la co-autora del estudio María Eugenia Sansaturio de la Universidad de Valladolid en España.

Arriba: Imagen radar del asteroide 1999 RQ36 obtenida con el radar Goldstone de la NASA. Crédito: NASA.

Sansaturio y sus colegas usaron modelos matemáticos para determinar el riegso de impacto del asteroide 1999 RQ36 hasta el año 2200. Así hallaron dos oportunidades de impacto para el año 2182.

La investigación aparece publicada en la revista científica Icarus.

El asteroide fue descubierto en 1999 y tiene un diámetro de aproximadamente unos 560 metros. Un asteroide de ese tamaño podría causar una devastación general en el sitio de impacto en el caso remoto de que impacte a la Tierra, de acuerdo a un informe reciente de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos.

Los científicos han rastreado la órbita del asteroide a través de 290 observaciones ópticas y 13 seguimientos de radar, pero aún queda algo de incertidumbre debido al ténue empuje que recibe de lo que se conoce como efecto Yarkovsky, dijeron los investigadores.

El efecto Yarkovsky, nombrado en honor al ingeniero ruso I.O. Yarkovsky que lo propuso alrededor de 1900, describe cómo un asteroide aumenta su impulso a partir de la radiación térmica que emite desde su lado oscuro. Por cientos de años, la influencia del efecto sobre la órbita de un asteroide podría ser importante.

Sansaturio y sus colegas hallaron que hasta 2060 las posibilidades de impactos contra la Tierra son remotas, pero éstas aumentan en una magnitud de cuatro para 2080 cuando la órbita del asteroide lo acerque más a la Tierra.

Entonces las oportunidades de impacto caen a medida que el asteroide se aleje, y vuelven a subir en 2162 y en 2182 cuando se acerque nuevamente a la Tierra.

"La consecuencia de esta dinámica compleja no es sólo la probabilidad de un impacto comparativamente grande, sino también que un procedimiento de deflección realístico (desviación de la trayectoria) sólo podría hacerse antes del impacto en 2080, y más fácilmente, antes de 2060," dijo Sansaturio en una declaración.

Después de 2080, agregó, sería más difícil desviar al asteroide.

"Si este objeto hubiera sido descubiero después de 2080, la desviación requeriría una tecnología que actualmente no está disponible," dijo Sansaturio. "De esta forma, este ejemplo sugiere que el monitoreo de impacto, el cual hasta la fecha no cubre más de 80 a 100 años, pueda necesitar abarcar más de un siglo."

Al extender el tiempo de monitoreo de impactos potenciales, los investigadores potencialmente identificarían las rocas epaciales más amenazantes con el tiempo suficiente para crear campañas de desviación que sean tecnológica y financieramente posibles, dijo Sansaturio.

Más información:
Artículo en Space.com

Fuente: Space.com

Bookmark and Share
Deja tu comentario

viernes, 30 de abril de 2010

El Radiotelescopio de Arecibo obtiene una detallada imagen del asteroide 2005 YU55 y descarta posibilidad de impacto

El asteroide cercano a la Tierra, 2005 YU55 fue "fotografiado" por el Radiotelescopio de Arecibo en Puerto Rico el pasado 19 de abril. Los datos recogidos durante la observación de Arecibo de 2005 YU55 permitió que la Oficina del Programa de Objetos Cercanos a la Tierra en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA refinara la órbita de este asteroide, permitiendo que los científicos descarten cualquier posibilidad de impacto en los próximos 100 años.

Arriba: Imagen del asteroide 2005 YU55 obtenida por el Radioteleascopio de Arecibo, Puerto Rico. Crédito: NASA/Cornell/Arecibo.

La roca espacial estaba a unos 2,3 millones de kilómetros de la Tierra al momento en que se tomó esta imagen generada por el eco de radar. La imagen tiene una resulución de 7,5 metros por píxel y revela que 2005 YU55 es un objeto de forma esférica, de aproximadamente unos 400 metros de diámetro.

Además de proveer datos sobre las dimensiones del asteroide, el radar también puede ofrecernos su ubicación exacta en el espacio. Usando el capacidad de astrometría de alta precisión de Arecibo, los científicos fueron capaces de reducir las incertidumbres de órbita de 2005 YU55 en 50%.

"En un momento habíamos clasificado a 2005 YU55 como una amenaza potencial," dijo Steve Chesley, científico de la Oficina del Programa de Objetos Cercanos a la Tierra, de JPL.

"Antes de los pasos por el radar de Arecibo desde el 19 de abril hasta el 21, habíamos eliminado casi todos los sobrevuelos por la Tierra como posibilidades de impacto. Pero hubo algunos pocos que tenían una baja probabilidad restante de impacto.

"Después de incorporar los datos de Arecibo, fuimos capaces de descartar impactos completamente por los próximos 100 años."

Arriba: 2005 YU55 pasando en el fondo de estrellas (ver el lado izquierdo del recuadro oscuro). Película armanda a partir por 120 tomas de 5 segundos. Equipo utilizado: LX200 12" y ST8XME. Crédito: Gustavo Muler.

Con mayores observaciones en los próximos años, los científicos pueden ser capaces de determinar la órbita de Steve Chesley con mayor exactitud incluso mucho más.

La NASA detecta, rastrea y caracteriza a los asteroides y cometas que pasan cerca de la Tierra usando tanto telescopios terrestres como espaciales.

El Programa de Observaciones de Objetos Cercanos a la Tierra, comúnmente llamado "Guardaespacio," descubre estos objetos, caracteriza a un subgrupo de ellos y determina sus órbitas para determinar si alguno podría ser potencialmente peligroso para nuestro planeta.

Más información:
Artículo en el sitio de JPL
Asteroid Watch
Observatorio Arecibo

Fuente: NASA/JPL.

Bookmark and Share
Deja tu comentario

jueves, 29 de abril de 2010

Científicos encuentran evidencia de agua y materia orgánica sobre la superficie de un asteroide

Puede que los asteroides no sean los restos oscuros y secos de rocas que los científicos creían.

Josh Emery, profesor asistente de investigación del Departamento de Ciencias Terrestres y Planetarias en la Universidad de Tennessee en Knoxville, ha encontrado evidencia de hielo de agua y material orgánico en la superficie del asteroide 24 Themis. Esta evidencia apoya la idea de que los asteroides podrían ser responsables de traer agua y material orgánico a la Tierra.

Izquierda: Ubicación del asteroide 24 Themis en abril de 2010. Crédito: Josh Emery/Universidad de Tennessee, Knoxville.

Los hallazgos son detallados en la revista Nature.

Usando la Instalación del Telescopio Infrarrojo de la NASA en Mauna Kea, Hawai, Emery y Andrew Rivkin de la Universidad Johns Hopkins en Laurel, Maryland, examinaron la superficie de 24 Themis, un asteroide de 200 kilómetros de ancho que se encuentra a mitad de camino entre Marte y Júpiter.

Al medir el espectro de la luz solar infrarroja reflejada por el objeto, los investigadores encontraron que el mismo es consistente con el agua congelada y determinaron que 24 Themis está cubierto con una delgada película de hielo. También detectaron material orgánico.

"La orgánica que detectamos parece ser moléculas complejas de largas cadenas. Lloviendo sobre la Tierra infertil en meteoritos, éstos podrían haber dado un gran puntapié al desarrollo de la vida," dijo Emery.

Emery afirmó que hallar hielo en la superficie de 24 Themis fue una sorpresa porque la superficie es demasiado cálida para que el hielo se adhiera por mucho tiempo.

"Esto implica que el hielo es bastante abundante en el interior de 24 Themis y que tal vez en muchos otros asteroides. Este hielo en asteroides puede ser la respuesta al enigma de dónde provino el agua de la Tierra," dijo.

Sin embargo, no está claro cómo llegó el hielo de agua hasta allí.

La proximidad de 24 Themis al Sol hace que el hielo se evaporice. Sin embargo, los hallazgos de los investigadores sugieren que el tiempo de vida del hielo del asteroide se expande de miles a millones de años dependiendo de la latitud.

De esta manera, el hielo está siendo regularmente reemplazado. Los científicos teorizan que esto es realizado por un proceso de expulsión de gases en el cual el hielo enterrado dentro del asteroide escapa lentamente cuando el vapor migra a través de las fisuras a la superficie o cuando el vapor escapa rápidamente y esporádicamente cuando 24 Themis es golpeado por escombro espacial.

Ya que Themis es parte de una familia de asteroides que fue formada a partir de un gran impacto y la fragmentación subsecuente de un gran cuerpo hace mucho tiempo, estas condiciones significan que el cuerpo principal también tenía hielo y tiene profundas implicaciones sobre cómo se formó nuestro Sistema Solar.

El descubrimiento de hielo abundante en 24 Themis demuestra que el agua es mucho más común en el Cinturón Principal de asteroides de lo que se creía previamente.

"Los asteroides han sido vistos generalmente como muy secos. Ahora parece que cuando los asteroides y planetas se estaban formando en los tempranos inicios del Sistema Solar, el hielo se extendió lejos dentro de la región del Cinturón Principal," dijo Emery.

"Extendiendo esta visión refinada a sistemas planetarios alrededor de otras estrellas, los bloques constructivos de la vida -agua y materia orgánica- puede ser más comunes en la zona habitable de cada estrella. Los años venideros serán realmente exitantes cuando los astrónomos busquen descubrir si estos bloques constructivos de la vida han estado realizando su magia allí también."

El descubrimiento de los científicos también borronea más la línea divisoria entre los cometas y asteroides. Los asteroides han sido considerados como cuerpos rocosos y los cometas como cuerpos de hielo. Más aún, incluso se creía que los cometas podrían haber traído el agua a la Tierra. Esta teoría fue enterrada cuando se descubrió que el agua de los cometas tiene diferentes marcas isotópicas que el agua de la Tierra.

Ahora, debido a los hallazgos de Emery y Rivkin, muchos se preguntan si los asteroides podrían haber sido responsables de traer los ingredientes de la vida en la Tierra.

Más información:
Noticia en SpaceDaily.com
Información sobre 24 Themis

Fuente: SpaceDaily.com

Bookmark and Share
Deja tu comentario

jueves, 15 de abril de 2010

Una bola de fuego pasó sobre Wisconsin y Missouri

En el día de ayer, miércoles 14 de marzo, una bola de fuego cayó alrededor de las 10 de la noche (tiempo local). El objeto fue visto desde Wisconsin hasta Missouri.

Las oficinas del Servicio Meteorológico Nacional en La Crosse, Wisconsin, Davenport y Des Moines, Iowa y St. Louis, Kansas City en Missouri, recibieron numerosos reportes, muchos de los cuales afirmaron haber escuchado un zumbido durante la caída de este objeto.

Arriba: Informe en castellano. Crédito: original WISN. Subido en YouTube.

Arriba: Informe sobre el avistamiento del meteoro. Crédito: RT America.

El Radar Doppler del Servicio Meteorológico Nacional en Quad Cities capturó una porción de la cola de humo dejada por la bola de fuego a las 10:02 PM hora local en CDT. La cola aparece como una delgada línea que se extiende por los condados de Grant e Iowa en Wisconsin.

Arriba: Caída del bólido, registrada por el Servicio Meteorológico Nacional. Crédito: Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos.

Más información:
Artículo en el blog del Observatorio Remanzacco

Fuente: Observatorio Remanzacco.

Bookmark and Share
Deja tu comentario

jueves, 8 de abril de 2010

Hoy jueves 8 de marzo: el asteroide 2010 GA6 pasará cerca de la Tierra

2010 GA6, un asteroide recientemente descubierto, pasará entre la órbita lunar y la Tierra en el día de hoy.

Arriba: órbita del asteroide 2010 GA6. Crédito: NASA/JPL.

El acercamiento ocurrirá hoy alrededor de las 20:06 (hora de Buenos Aires) a una distancia de 359.000 kilómetros de la Tierra, es decir, a aproximadamente 9/10 partes de la distancia Tierra-Luna.

El asteroide, de 22 metros de ancho, fue descubierto por el Catalina Sky Survey, de la Universidad de Arizona en Tucson. "Los sobrevuelos de objetos cercanos a la Tierra, incluso cerca de la órbita lunar, tienen lugar cada pocas semanas", afirmó Don Yeomans, experto del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA.

La NASA realiza el seguimiento de asteroides cercanos a la Tierra (NEOs) a través del programa denominado Spaceguard.

Debido a su tamaño, su observación aficionada se ve perjudicada ya que el asteroide tendrá una magnitud esperada de 25.8.

Más información:
Artículo en el sitio de JPL
Near Object Program

Fuente: NASA/JPL.

Bookmark and Share
Deja tu comentario

viernes, 19 de febrero de 2010

OSIRIS-REx: una misión espacial que podría traer una muestra de un asteroide

Humberto Campins, experto en asteroides de la Universidad de Florida Central (UCF), ha sido seleccionado para colaborar en la preparación de una misión única. Lo particular de la misión es su objetivo: traer a la Tierra una muestra de un asteroide primitivo y rico en compuestos orgánicos que no se encuentre en ninguna colección de meteoritos conocida.

Izquierda: Humberto Campins. Crédito: Departamento de Física de la UCF.

El asteroide en cuestión es, según lo planeado inicialmente, 1999 RQ36, que tiene un diámetro de apenas unos 50 metros. Este tipo de asteroide se formó en algún lugar entre Marte y Júpiter; sin embargo, su órbita actual lo acerca a la Tierra, incluso tan cerca como nuestra Luna. Esta situación especial lo hace muy accesible para que sea visitado por una nave.

La misión se llama OSIRIS-REx y está liderada por investigadores de la Universidad de Arizona en Tucson y es una de las misiones candidatas elegidas por la NASA para una misión futura dentro del programa New Frontiers (Nuevas Fronteras). Se espera que OSIRIS-REx se acerque hasta la superficie del asteroide y recoja una muestra de unos 50 gramos para enviarlos de regreso a nuestro planeta. El equipo ya ha recibido unos 3,3 millones de dólares para completar el plan de estudio de misión que durará de 12 meses. Recién entonces, la NASA decidirá cuál de los tres proyectos recibirá fondos para ser lanzado en 2016.

Campins es actualmente profesor de la UCF y es muy conocido por su experiencia en asteroides. No es ajeno a las misiones espaciales, ya que recientemente trabajó con el Telescopio Espacial Spitzer de la NASA.

Campins es además miembro de la Misión Marco Polo, patrocinada por la Agencia Espacial Europea (ESA), y cuya tarea es explorar qué asteroides pueden revelar los secretos sobre el origen del Sistema Solar.

El año pasado, Campins anunció hallazgos sorprendentes sobre la presencia de hielo de agua en un asteroide que recibió atención mediática. Recientemente, Campins publicó un estudio sobre un asteroide similar al que el equipo de OSIRIS-REx identificó como objetivo para la futura misión de la NASA.

Arriba: Representación artística de la misión OSIRIS-REx. Crédito: NASA.

Un conocimiento detallado de la superficie de un asteroide, incluyendo si contiene polvo o rocas, "podría decirnos muchos sobre cómo se formó el Sistema Solar y qué significa eso para nuestro futuro." afirmó Campins.

Más información:
Artículo en la Universidad de Florida Central
OSIRIS-REx en Twitter
Página del Programa New Frontiers (NASA)

Fuente: UCF/NASA.

Bookmark and Share
Deja tu comentario

miércoles, 17 de febrero de 2010

Hoy a la noche: el asteroide Vesta en oposición y fácilmente observable desde la Tierra

En la noche del 17 y 18 de febrero, el asteroide 4 Vesta está en oposición y por ello será fácilmente observable desde la Tierra.

Izquierda: Imagen de Vesta, obtenida por el Telescopio Espacial Hubble. Crédito: ESA; L. McFadden y J.Y. Li (Universidad de Maryland, College Park); M. Mutchler y Z. Levay (Instituto de Ciencias del Telescopio Espacial, Baltimore); P. Thomas (Universidad de Cornell); J. Parker y E.F. Young (Instituto de Investigación de Suroeste); y C.T. Russell y B. Schmidt (Universidad de California, Los Angeles).

Descubierto el 29 de marzo de 1807 por Heinrich Wilhem Olvers, Vesta es el segundo asteroide en tamaño dentro del Cinturón de Asteroides, con un diámetro de unos 530 kilómetros. Su período orbital es de 1325,15 días.

En los días próximos a la oposición su magnitud es de +6.1.

Arriba: Posición de las órbitas para el 18 de febrero, Vesta en su oposición se encuentra más cerca a la Tierra. Crédito: Imagen hecha con el Solar System Dinamics (JPL).

Se llama oposición cuando un cuerpo (planeta, asteroide, etc.) se encuentra justo en dirección opuesta al Sol. Cuando esto sucede, generalmente se encuentran más próximos a la Tierra. Durante la oposición de Vesta, el asteroide se encontrará a 211.980.000 kilómetros.

¿Dónde encontrarlo?
En la constelación de Leo, cerca de la estrella Algieba. Para observarlo mejor es necesario un pequeño telescopio o un par de binoculares. Así mismo, en áreas donde el cielo esté completamente oscuro se podrá observar incluso a simple vista.

Arriba: Posición de Vesta el 18 de febrero desde Buenos Aires. Crédito: Imagen creada por Luis María Benítez usando el programa Stellarium. Recuadro: Roen Kelly.

Más información:
Mapas del asteroide Vesta realizados por el Hubble
Simulación de la órbita de Vesta

Bookmark and Share
Deja tu comentario

lunes, 15 de febrero de 2010

Descubren el cráter de impacto más grande de Sudamérica y surge la pregunta: ¿Qué amenaza presentan los asteroides cercanos a la Tierra?

Este mes la Sociedad Planetaria ha llamado la atención sobre los peligros que nuestro planeta tiene que enfrentar con los Objetos Cercanos a la Tierra (NEOs) a través del anuncio del descubrimiento del cráter de impacto más grande de Sudamérica recién encontrado por un investigador patrocinado por una beca de la Sociedad Planetaria.

Maximiliano Rocca, que se encuentra viviendo en Buenos Aires, solicitó una beca a la Sociedad Planetaria para apoyar su investigación sobre cráteres de impacto en Sudamérica. Rocca trabaja como analista de sistemas, pero usa su pasión sobre geología planetaria para analizar imágenes del satélite Landsat e imágenes aéreas de regiones selváticas. Lo primero que notó fue la curva del Río Vichada en Colombia en 2004. Entonces surgió la pregunta: ¿puede ser que el curso del río haya sido modificado por un impacto antiguo?

En 2008, Rocca hizo contacto con un grupo de geólogos en la Universidad Nacional de Bogotá, Colombia, que estaban estudiando la región del Río Vichada por pedido de compañías mineras.

En colaboración con un colega de la Universidad del Estado de Ohio, examinaron las anomalías gravitacionales sobre la estructura de Vichada, confirmando que el descubrimiento de Rocca era en efecto un cráter de impacto de 50 kilómetros de diámetro, el más grande de Sudamérica.

Arriba: La imagen obtenida por el Landsat 5 muestra el recorrido semicircular del Río Vichada en Colombia. Crédito: NASA.

"La dedicación y perseverancia de Rocca para realizar nuevos descubrimientos es algo que estamos orgullosos de apoyar," dijo Louis Friedman, Director Ejecutivo de la Sociedad Planetaria. "La Sociedad Planetaria tiene la voluntad de continuar de mantener los recursos naturales en la Tierra y en el espacio para comprender la naturaleza y la amenaza de los Objetos Cercanos a la Tierra."

En la edición de enero/febrero de 2010 del The Planetary Report, la Sociedad discute sobre qué puede hacerse si un asteroide se dirige hacia la Tierra.

Charlene Anderson la editora de la publicación dice: "Tienen el potencial de destruir la civilización y pasan cerca de nuestro planeta con alarmante regularidad. Algunas veces los vemos venir y algunas veces no. Generalmente son conocidos como Objetos Cercanos a la Tierra (NEOs), usualmente llamados asteroides y cometas, y poseen una amenaza natural más grande que cualquier otra enfrentada por nuestra especie en la historia. Afortunadamente para nosotros, es una amenaza de la que podemos hacer algo."

La Sociedad Planetaria ha estado apoyando proyectos relacionado a los NEOs por cerca de tres décadas, incluyendo el programa actual de Beca de Objeto Cercano a la Tierra Gene Shoemaker para patrocinar observadores aficionados, observadores en países en desarrollo y astrónomos profesionales que, con el uso del apoyo financiero, pueden contribuir a la investigación de este tema.

¿Qué amenaza presentan estos impactos?
En la mayor parte de los casos, los meteoritos son hallados en zonas aisladas, sin embargo han habido variados ejemplos de daños en propiedad privada e incluso sucesos que pusieron en riesgo la vida de algunas personas. El pasado mes de enero, un meteoro del tamaño algo más grande que un puño atravesó el cielorraso de la oficina del Dr. Marc Gullani, en Lorton, Virginia. En ese caso, como en otros similares, los meteoros han sido objetos de tamaño pequeño. Sin embargo tan sólo nos queda imaginar qué podría suceder con la caída de un objeto de tamaño superior y las consecuencias de ese impacto.

Arriba: Informe sobre el meteorito de Lorton, Virginia. Crédito: 9NEWS NOW.

Aproximadamente unos 2.000 asteroides de 1 km. de diámetro o más poseen órbitas que algún día podrían causar el impacto de éstos sobre la Tierra. En estos momentos se han descubiero un 20% de ellos.

Más información:
Proyecto Target Earth
The Planetary Society

Fuente: Sociedad Planetaria.

Bookmark and Share
Deja tu comentario

miércoles, 3 de febrero de 2010

Hubble observa a P/2010 A2, la colisión de dos asteroides

El Telescopio Espacial Hubble de la NASA ha observado un patrón de escombros en forma de X y una estela de polvo que sugiere la colisión de frente de dos asteroides. Desde hace mucho tiempo los astrónomos venían afirmando que el Cinturón de Asteroides se forma por la desintegración constante debida a colisiones, pero algo así nunca antes había sido observado.

Izquierda: Imagen de P/2010 A2 tomada por el Hubble. Crédito: NASA, ESA, y D. Jewitt (Universidad de California, Los Angeles).

El objeto, denominado P/2010 A2, fue descubierto por una inspección del cielo de la Investigación de Lincoln de Asteroides Cercanos a la Tierra (LINEAR, por sus siglas en inglés) el 6 de enero pasado. Al principio, los astrónomos pensaron que se trataba de lo que se conoce como "cometa del anillo principal", un caso raro de cometa que orbita en el Cinturón de Asteroides. Las imágenes tomadas por el Hubble el 25 y 29 de energo, sin embargo, revelaron un patrón complejo en forma de X de estrcuturas filamentosas cerca del núcleo.

"Esto es totalmente diferente de las envolturas suaves de polvo de los cometas normales," dijo el investigador principal David Jewitt de la Universidad de California en Los Angeles. "Los filamentos están formados de polvo y grava, probablemente recientemente arrojados desde el núcleo. Algunos están barridos por la presión de la radiación de la luz solar para crear rayas de polvo rectas. Dentro de los filamentos hay globos de polvo en co-movimiento que probablemente se originaron de los pequeños cuerpos no visibles originales."

El Hubble muestra que el núcleo principal de P/2010 A2 se encuentra fuera de su propio halo de polvo. Esto nunca se ha visto antes en un objeto similar a un cometa. Se estima que el núcleo tiene un diámetro de unos 140 metros.

Los cometas normales se caen en las regiones internas del Sistema Solar, desde reservas de hielo en el distante Cinturón de Kuiper y la Nube de Oort. A medida que los cometas se acercan al Sol y se calientan, el hielo cercano a la superficie se evapora y expulsa material del núcleo sólido del cometa por medio de chorros. Pero P/2010 A2, puede tener un origen distinto. Orbita en las regiones cálidas e internas del Cinturón de Asteroides donde sus vecinos más cercanos son cuerpos rocosos secos carentes de materiales volátiles.

Arriba: Detalle de P/2010 A2, se aprecia el núcleo separado de la estela de polvo. Crédito: NASA, ESA, y D. Jewitt (Universidad de California, Los Angeles).

Esto deja abierta la posibilidad de que la cola compleja de escombros es el resultado de un impacto entre dos cuerpos, en vez de hielo en proceso de evaporación.

"Si esta interpretación es correcta, dos asteroides pequeños y previamente desconocidos recientemente colisionaron, creando una lluvia de escombros que está siendo barrida en una cola desde el sitio de colisión por la presión de la luz solar," dijo Jewitt.

Las colisiones de asteroides tienen gran energía, con una velocidad de impacto promedio de unos 17.700 kilómetros por hora. El núcleo principal de P/2010 A2 sería el remanente sobreviviente de esta colisión de hipervelocidad.

"La apariencia filamentosa de P/2010 A2 es diferente de cualquier cosa vista en las imágenes de Hubble de cometas normales, consistente con la acción de un proceso diferente," dijo Jewitt. Un origen de impacto sería además consistente con la ausencia de gas en el espectro registrado usando telescopios terrestres.

El Cinturón de Asteroides contiene evidencia abundante de colisiones antiguas que han destruido a cuerpos precursores en fragmentos. La órbita de P/2010 A2 es consistente con su pertenencia a la familia de asteroides Flora, producida por la destrucción de colisiones hace más de 100 millones de años. Uno de esos fragmentos pudo haber impactado la Tierra hace unos 65 millones de años, desencadenando una extinción en masa que pudo haber terminado con los dinosaurios. Sin embargo nunca antes se había observado la colisión de asteroides entre sí.

Al momento en que el Telescopio Hubble realizó sus observaciones el objeto estaba a aproximadamente unos 289 millones de kilómetros del Sol y a unos 78 millones de kilómetros de la Tierra. Las imágenes del Hubble fueron obtenidas con la nueva Cámara de Campo Amplio 3 (WFC3).

Más información:
Artículo en Science@NASA
Comunicado de prensa en el sitio del Telescopio Espacial Hubble

Fuente: Science@NASA.

Bookmark and Share
Deja tu comentario

jueves, 21 de enero de 2010

Un cometa sería en realidad la colisión de dos asteroides

La cámara del cielo automática del proyecto de Investigación de Asteroides Cercanos a la Tierra Lincoln (LINEAR) en Nuevo México, descubrió un objeto de aspecto borroso y con una cola en la zona del cinturón de asteroides, a unos 400 millones de kilómetros, ubicado entre las órbitas de Marte y Júpiter.

Arriba: Imagen del objeto encontrado por LINEAR. Crédito: Dr Robert McMillan en el Observatorio Kitt Peak, Arizona.

Este objeto, que presenta una mayor semejanza a un cometa que a un asteroide, recibió el nombre de P/2010 A2 y en realidad se trataría del impacto de dos asteroides

Los observadores creen que están obteniendo una vista única del plano del anillo, con una colisión a hipervelocidad que ha creado una nube de gas y polvo. Dicen que pueden ver grandes abultamientos de escrombros del asteroide destruido en la cola, apoyando la creencia de que la imagen se trata de una colisión.

El cinturón de asteroides está formado por escombros provenientes de colisiones entre rocas gigantes, pero nunca antes se había visto el evento de una colisión.

Más información:
Artículo sobre P/2010 A2
LINEAR

Fuente: Skymania.com.

Bookmark and Share
Deja tu comentario
 

Copyright © 2009-2013 Espacio Sur | astronomía para todos | Contacto