Mostrando entradas con la etiqueta Neil Armstrong. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Neil Armstrong. Mostrar todas las entradas

sábado, 25 de agosto de 2012

A los 82 años fallece Neil Armstrong, el primer hombre en pisar la Luna

Acaba de fallacer Neil Armstrong, el primer hombre en pisar la superficie lunar a bordo de Apolo XI.

Arriba: Neil Armstrong (5 de agosto de 1930 - 25 de agosto de 2012). Crédito: NASA (1969).

Tenía 82 y el deceso se produjo en el día de hoy, 25 de agosto de 2012, después de una cirugía debida al bloqueo de una arteria coronaria.

Neil Armstrong se conviertió en un héroe mundial después de su "pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la humanidad. Era callado, tímido, poseía una gran humildad pocas veces vista motivo por el cual siempre fue reacio a entrevistas y apariciones públicas.

De acuerdo al comunidado emitido por su familia, Armstrong falleció debido a complciaciones seguidas de una intervención quirúrgia cardiovascular.

Neil Armstrong fue el comandante del Apolo XI que aterrizó sobre la superficie lunar el 20 de julio de 1969. Sus primeras palabras después de poner su pisada en la Luna quedaron para siempre registadas en los libros de historia.

"Fue especial y memorable, pero sólo fue instantéaneo porque había trabajo que hacer," dijo Armstrong a un entrevistador de la televisión australiana en 2012.

Armstrong y Edwin "Buzz" Aldrin pasaron casi tres horas caminando en la superficie lunar, recogiendo muestras, realizando experimentos y tomando fotografías.

"Las vistas fueron simplemente magníficas, mas allá de cualquier experiencia visual que haya estado expuesto jamás," dijo una vez Armstrong.

La caminata lunar marcó la victoria de Estados Unidos en la carrera espacial durante la Guerra Fría, que comenzó el 4 de octubre de 1957 con el lanzamiento del Sputnik 1, de la Unión Soviética, un pequeño satélite que envió pulsos de radio alrededor del mundo.

"Soy y seré, un medias blancas, un protector de bolsillos, un ingeniero estudioso," dijo en febrero de 2000 en una de sus raras apariciones. "I tomo una cantidad sustancial de orgullo en los logros de mi profesión."

Un hombre que se mantuvo alejado de las cámaras, Armstrong apareció en público con sus preocupaciones de la política espacial del Presidente Obama que movieron la atención de las misiones para regresar a la Luna y le dieron prioridad a las compañías privadas para el desarrollo de naves espaciales. Dio su testimonio en el Congreso y en un e-mail a la agencia The Associated Press, diciendo que tenía "reservas sustanciales", y junto a dos docenas de veteranos de la era de Apolo firmó una carta denominando al plan una "propuesta mal guiada que fuerza a la NASA salir de las operaciones espaciales humanas para el futuro próximo."

Su modestía y cordialidad nunca desaparecieron.

Cuando apareció en Dayton en 2003 para ayudar en la celebración del 100º aniversario del primer vuelo, subió a un escenario ante 10 mil personas que colmaron un estadio de baseball. Pero habló por pocos segundos, no mencionó a la Luna y rápidamente se alejó del foco.

Hoy es un día muy triste para los que somos aficionados a la astronomía y la exploración espacial, pero particularmente para aquellos que, como yo, tenemos un especial afecto por Neil Armstrong, no sólo por su papel en la historia de la humanidad, sino por la calidad de ser humano que era. Eso está evidente en cada entrevista.

Neil Armstrong, a pesar de ser una de las personas más conocidas del mundo, le temblaba su voz cuando era entrevistado, su humildad, su constante sonrisa explicando con facilidad proezas y dificultades encontradas durante el entrenamiento, hicieron de él una persona extraordinaria.

Ver también:
Última entrevista de Neil Armstrong (mayo 2012) 
Crítica de Neil Armstrong al actual programa espacial de Estados Unidos (sep. 2011)

Fuente: NBCNEWS/Washington Post (parcialmente traducido).

Bookmark and Share
Deja tu comentario

viernes, 25 de mayo de 2012

Neil Armstrong rompe el silencio y concede una entrevista

Neil Armstrong, el primer hombre en pisar la Luna concedió una entrevista a CPA de Australia, en una serie de videos sobre liderazgo, el temor del riesgo y las fronteras de valentía.
Arriba: Neil Armstrong durante la entrevista con Alex Malley. Crédito: CPA Australia.

En una serie de 4 entrevistas con Alex Malley, presidente de CPA Australia, Armstrong concedió la entrevista con motivo del 125º aniversario de la organización.






 Arriba: Entrevista completa a Neil Armstrong. Crédito: CPA Australia.

Malley inicia la entrevista describiendo a Neil Armstrong con la mayor humildad y preguntándole sobre las teorías de conspiración, sus 78 misiones a Corea durante la guerra, la noción de liderazgo y la búsqueda y enfrentamiento al riesgo.

Sobre la noción de que el alunizaje es una conspiración, Armstrong se rió y afirmó que no hay ninguna manera que los 800.000 empleados de la NASA trabajando en el proyecto pudieran haber mantenido un secreto. "A la gente le encantan las teorías conspirativas, son muy atractivas. Pero nunca fueron una preocupación para mí, porque sé que alguien volverá allí arriba y traerá la cámara que dejé allí."

En una primicia mundial, Armstrong narra su aterrizaje sobre la Luna a bordo del Apollo XI, describiendo en detalle los últimos tres minutos del ascenso, mientras comparaba imágenes de hace cuarenta años con las imágenes actuales de Google Moon. Los conspiradores estarán desilucionados en ver lo bien que encajan las imágenes originales con las nuevas imágenes de Google Moon.

Armstrong describe a la actual situación de la NASA como "triste", al decir: "La NASA ha sido una de las inversiones públicas exitosas en motivar a los estudiantes para hacer lo correcto y lograr todo lo que puedan lograr. Es triste que estemos girando el programa en una dirección donde disminuirá la cantidad de motivación y estímulo que proveerá a los jóvenes."

"Estoy sustancialmente preocupado sobre las direcciones de política de la agencia espacial. Tenemos una situación en Estados Unidos donde la Casa Blanca y el Congreso están en desacuerdo con lo que debería ser la dirección futura. Están como en un juego y la NASA es el volante [de bádminton] que están golpeando para ambos lados."

Malley le dijo a The Huffington Post que les llevó tres horas para convencer a Armstrong durante un tranquilo almuerzo en Ohio. Malley afirmó que sabía que el padre de Armstrong era auditor, y lo convenció de que su papel como un líder motivador a nivel mundial llegó con la responsabilidad de compartir su historia.

La anécdota más curiosa que provino de las horas que pasó junto a Armstrong no es una noción de grandeza, o su significación histórica, dijo Malley. La madre de Armstrong estuvo una vez en un programa de preguntas y respuestas de la década de 1960, donde se pedía a los participantes compartir un secreto. "Su madre le dijo al anfitrión que su gran secreto era que su hijo estaba en el programa de astronautas, y el anfitrión bromeó si no sería increíble que fuera el primer hombre en ir a la Luna. El papel de este hombre parece haber sido destinado."
Arriba: Los padres de Neil Armstrong en I've got a Secret, conducido por Garry Moore donde revelan que Neil Armstrong había sido seleccionado como astronauta de la NASA. Crédito: YouTube.

Más información:
Entrevista a Neil Armstrong
Artículo en The Huffington Post

Fuente: The Huffington Post/CPA Australia.

Bookmark and Share
Deja tu comentario

jueves, 29 de septiembre de 2011

Neil Armstrong afirmó que el programa espacial de Estados Unidos es "vergonzoso"

Neil Armstrong, el primer hombre en llegar a la Luna, afirmó ante funcionarios el jueves 22 de septiembre que el final de la era del transbordador espacial ha dejado al programa de vuelo espacial tripulado de Estados Unidos en un estado "vergonzoso".

Arriba: Neil Armstrong discutiendo el futuro del programa espacial tripulado de Estados Unidos. Crédito: MichaelTMcCaul (YouTube).

"No tendremos a Estados Unidos con acceso y regreso desde la órbita terrestre baja y la Estación Espacial Internacional [EEI] por una longitud de tiempo impredecible en el futuro," dijo Armstrong en la Casa del Comité de Ciencia, Espacio y Tecnología.

"Para un país que ha invertido tanto por tanto tiempo para lograr una posición de liderazgo en la exploración y explotación espacial, esta condición es vista por muchos como lamentablemente vergonzosa e inaceptable."

Armstrong formó parte de un panel de cuatro expertos espaciales que informaron a los funcionarios que la NASA necesita una visión más fuerte para el futuro y debería enfocarse en volver a enviar humanos a la Luna y a la Estación Espacial Internacional.

"Un liderazgo, sin embargo intenso y caramente obtenido, una vez perdido, es casi imposible de volver a obtenerlo," dijo Armstrong.

El presidente Barack Obama canceló el programa Constellation que habría vuelto a enviar humanos a la Luna y llamó a la NASA para que se centrara en cambio, a nuevas capacidades de espacio profundo para llevar gente a un asteroide hacia el 2025 y a Marte hacia el 2030.

El final del programa del transbordador espacial que ya llevaba tres décadas de operaciones llevó a los Estados Unidos a ser incapaz de enviar humanos al espacio hasta que la industria privada pueda crear una nueva cápsula espacial comercial para la EEI hacia 2015.

Mientras tanto, las cápsulas Soyuz de Rusia son los únicos vehículos para los astronautas de todo el mundo que se dirijan a la órbita baja de la Tierra y un viaje a la EEI les cuesta a las agencias espaciales entre 50 y 60 millones de dólares cada uno.

"Saquen al transbordador del garage del (Centro Espacial) Kennedy, limpien los motores y pónganlos otra vez en servicio," dijo Eugene Cernan, que fue comandante de la misión Apolo XVII y fue el último hombre en pisar la Luna en 1972.

"¿Quieren un vehículo de lanzamiento que de servicio a la EEI? Lo tenemos allí parado. Así que antes de que lo pongamos en un museo, hagamos uso de él. Está en la mejor etapa de su vida, ¿cómo pudimos simplemente sacarlo?"

Cernan recordó la visión de John F. Kennedy, "un presidente valiente y corajudo quien nos inició en un viaje hacia las estrellas," y dijo que miles de estadounidenses han sido inspirados por la carrera espacial con la Unión Soviética.

"Hoy estamos en un camino de decadencia. Estamos viendo que el libro se cierra en cinco décadas de logros como líderes en la exploración espacial," dijo Cernan.

Cernan dijo que Constellation ha sido reemplazada por una "misión a ninguna parte" y le pidió a la NASA que haga planes para regresar a la Luna.

"Aunque parezca inimaginable, hemos completado el círculo y cedido nuestro papel de liderazgo en el espacio al mismo país -a pesar de una diferencia de nombre- que impulsó nuestro desafío hace cinco décadas."

Agregó también: "No tengo ningún consuelo en el fallo del último impulsor Soyuz."

Debido a un problema técnico con un cohete Soyuz en agosto, una nave de carga rusa no pudo llegar a órbita y se estrelló contra la Tierra, obligando a Rusia a suspender temporariamente parte de su programa Soyuz para realizar pruebas de emergencia.

Armstrong y otros en el panel parecieron favorecer la presentación más temprano este mes de un nuevo lanzador masivo capaz de proveer energía para vuelos espaciales tripulados más allá de la órbita baja de la Tierra, el Sistema de Lanzamiento Espacial, el cual la NASA denominó el cohete más poderoso desde el Saturno V que llevó el hombre a la Luna.

Maria Zuber, investigadora principal de la sonda GRAIL (Gravity Recovery and Interior Laboratory) de la NASA, que despegó hacia inicios de este mes para estudiar la Luna, dijo que el estudio lunar es invaluable, pero destacó que sus estudiantes están inspirados por la noción de explorar Marte.

"La meta de la exploración humana en Marte también es la opinión consensuada de la próxima generación que llevará adelante este desafío," dijo.

"Desafortunadamente el Congreso está recortando el trabajo de tecnología avanzada de la NASA y no está claro cómo la agencia será capaz de desarrollar nuevas misiones avanzadas sin un esfuerzo más concentrado para desarrollar nuevas tecnologías.

Michael Griffin, profesor de mecánica e ingeniería aeroespacial en la Universidad de Alabama en Huntsville, mostró su preocupación sobre una nueva carrera espacial y dijo que China, que quiere poner un robot en la Luna en 2013 y construir su propia estación para 2012, es "una potencial competidora".

"Cuando los chinos puedan llegar a la Luna y nosotros no, no veo por qué otra nación nos considere un líder mundial," dijo.

Más información:
Informe en la Casa del Comité de Ciencia, Espacio y Tecnología
Artículo en Space-Travel.com

Fuente: Casa del Comité de Ciencia, Espacio y Tecnología/Space-Travel.com

Bookmark and Share
Deja tu comentario

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Nueva filmación de la caminata de Neil Armstrong en la Luna

Una filmación perdida por largo tiempo con imágenes de Neil Armstrong bajando la escalera del Módulo de Descenso del Apolo 11 será proyectada en público por primera vez en Sydney, Australia, el próximo miércoles 6 de octubre, según informó un importante astrónomo a la agencia de noticias AFP.

Izquierda: Neil Armstrong después de bajar la escalera del Módulo de Descenso del Apolo 11. Crédito: Filmación de la NASA.

La filmación dura algunos minutos y es considerada una de las mejores filmaciones de la histórica caminata lunar de 1969, pero la película estaba perdida en los archivos por tantos años que al momento del hallazgo se encontraba severamente dañada, dijo John Sarkissian.

En ella se ven los primeros minutos del descenso de Armstrong que fueron grabados en Australia ya que la NASA aún no estaba recibiendo una buena señal, mostrando una imagen mucho más nítida de la que fue inicialmente transmitida al mundo.

Los telescopios en Australia jugaron un papel fundamental durante la misión de Apolo 11, incluyendo la provisión de la señal televisiva, después de que Armstrong decidiera intentar la caminata espacial más temprano, dejando a los Estados Unidos más allá del horizonte.

Sarkissian, historiador y astrónomo a cargo de la parte australiana del proyecto de restauración de las grabaciones, dijo que los minutos no vistos fueron los de "mejor calidad del descenso de Armstrong por la escalera."

"La NASA estaba usando la estación de señales de Goldstone (California), la cual tenía su configuración incorrecta, pero en las señales recibidas por las estaciones australianas de hecho uno podía ver a Armstrong."

"En lo que la gente ha visto antes apenas se podía ver a Armstrong, se podía ver algo negro -que era su pierna."

El segmento que dura "pocos minutos" será proyectado durante la premiación de la revista Australian Geographic el próximo miércoles 6 de octubre y será presentada por el astronauta del Apolo 11, Edwin Buzz Aldrin.

"Cuando escuchamos que Buzz iba a ser el invitado de honor pensamos 'qué gran oportunidad'," dijo Sarkissian.

La filmación de Armstrong, la cual ha sido vista previamente por los veteranos de Apolo y otros miembros de la comunidad astronómica, sería parte destacada de las cintas de filmaciones de caminata espacial restauradas y digitalizadas que serán dadas a conocer durante la premiación.

Hubo una larga historia de detectives involucrada en la búsqueda de las filmaciones y Sarkissian dijo que el trabajo de restauración cuadro a cuadro fue extenuante.

"Además era una cinta muy dañada, el segmento de Armstrong al comienzo," agregó.

Digitalizar la grabación fue "significante en el contexo de la historia de vuelo espacial" haciendo posible que sea copiada para generaciones futuras, dijo Sarkissian.

Más información:
Artículo en Space-Travel.com

Fuente: Space-Travel.com

Bookmark and Share
Deja tu comentario

viernes, 14 de mayo de 2010

Neil Armstrong afirma que el presidente Obama está mal asesorado en temas espaciales

Neil Armstrong, el primer hombre en caminar sobre la Luna, dijo el pasado miércoles que el presidente Barack Obama está "mal asesorado" en temas espaciales, renovando el criticismo de un plan para abandonar un proyecto de reenviar astronautas estadounidenses a la Luna.

Izquierda: Neil Armstrong durante su presentacion ante el senado. Crédito: NASA TV.

Apareciendo ante el Comité de Comercio, Ciencia y Transporte del Senado, Armstrong dijo que el plan de Obama para terminar con el programa Constellation y recortar otros esfuerzos espaciales parecieran haber sido realizados sin colaboración de la NASA o el consejero científico del presidente.

"Aún tengo que encontrar una persona en la NASA, el Departamento de Defensa, la Fuerza Aérea, las Academas Nacionales, la industria o academias que tuvieron cualquier conocimiento del plan antes de su anuncio," dijo Neil Arsmtrong a los legisladores.

"Un plan que fue invisible para tantos probablemente fue creado por un grupo muy pequeño en secreto que persuadieron al presidente que esta era una oportunidad única para poner su sello en un programa nuevo e innovativo."

Armstrong dijo además que los Estados Unidos "han invertido sustancialmente por más de medio siglo para adquirir una posición de liderazgo en el espacio" pero que "para mantener una posición de liderazgo se requiere de una determinación firme y una continua inversión en el futuro."

Agregó que "si se permite que el liderazgo que hemos obtenido a través de nuestra inversión se esfume, otras naciones seguramente tomarán el lugar donde hemos fallado. No creo que esto esté en nuestros mejores intereses."

Hace un mes atrás, Armstrong había firmado una carta abierta criticando los recortes de Obama al programa espacial.

Armstrong y los compañeros comandantes del programa Apolo, James Lovell y Eugene Cernan dijeron en la carta que el plan "destina a nuestra nación a convertirse en una de segunda o tercera en importancia."

Arriba: Neil Armstron el 12 de mayo de 2010 durante su presentación en el Comité de Comercio, Ciencia y Transporte del Senado. Crédito: NASA TV.

En abril, Obama anunció planes de enviar astronautas en órbita alrededor de Marte dentro de las próximas tres décadas, dejando detrás el programa Constellation.

Opinión personal:
Buzz Aldrin, compañero de Armstrong en Apolo XI, enfatiza la necesidad de alejar el enfoque de la Luna y directamente centrarnos en Marte. El argumento de Obama en su discurso, como así también por parte de Aldrin y miembros de la Sociedad de Marte, es que "ya estuvimos en la Luna", "no hay nada allí", etc.

Dejar la Luna de lado y aventurarnos hacia otro planeta es un esfuerzo desmesuradamente caro y requerirá de experiencia de trabajo espacial que únicamente se puede obtener fuera de la órbita baja de la Tierra.

La Luna es importante por muchas razones: se podrían instalar radiotelescopios en el lado opuesto a la Tierra para realizar detallados estudios sin contaminación electromagnética artificial, se podrían además instalar telescopios ópticos enormes en interferometría.

Por otra parte, se podría dar uso de los recursos de agua recientemente hallados en el polo sur lunar, autoabastecerse de combustible, oxígeno y realizar experimentos sobre materiales aislantes y módulos diseñados especialmente para proteger a los astronautas de la radiación solar.

Esas investigaciones llevadas a cabo en la Luna producirían un incremento importantísimo del conocimiento y desarrollo de nuevas tecnologías. La Luna serviría además como una plataforma de reabastecimiento y lanzamiento para misiones más largas. De esa manera se podrán realizar viajes a Marte y más allá de forma acertada.

Más allá de la actual crisis económica de Estados Unidos, lo peor de su política espacial es la inconsistencia en apoyar programas a largo plazo. Cada administración tiene nuevos planes y detiene los proyectos anteriores. De esta forma Estados Unidos ha venido ganando un importante retraso en todo tipo de investigaciones y misiones espaciales y es cierto, como dice Armstrong, que Obama está mal asesorado, ya que ignora el importante papel militar que tiene el programa espacial chino que, dicho sea de paso, ya probó exitosamente la destrucción de satélites con rayos lásers, sus programas espaciales son secretos como en la época de la Unión Soviética y sus intenciones de dominar el clima, entre otras cosas, son muy preocupantes.

Por otra parte, la dependencia de Estados Unidos, que deberá pagar a Rusia para poder llevar sus astronautas a la Estación Espacial Internacional se ve acrecentada por la imposibilidad de salir de órbita baja terrestre, de realizar servicios de mantenimiento como los realizados al Hubble en repetidas veces.

En fin, haber ido a la Luna y haberla abandonado por más de 40 años responde a la intención política de Estados Unidos para vencer a los soviéticos en la Guerra Fría. En términos de exploración científica, el fin del programa Apolo demostró la falta de interés y de un proyecto a largo plazo. Ahora, la falta de interés en establecer bases primero en la Luna antes de avanzar a Marte marca la desprolijidad de prioridades de la exploración espacial tripulada actual de Estados Unidos.

Más información:
Artículo en Space.com

Fuente: Space.com

Bookmark and Share
Deja tu comentario
 

Copyright © 2009-2013 Espacio Sur | astronomía para todos | Contacto